martes, 23 de octubre de 2012

ARTE Y CULTURA CONTEMPORÁNEA-PET SEGUNDO SEMESTRE.


LA CIUDAD VERSUS LA NATURALEZA



Hace unos días mientras veía la televisión y los hechos actuales , una periodista invitada menciono una frase que me llamo mucho la atención, mas o menos dijo lo siguiente: “lLas ciudades hoy en día están tan industrializadas que poco a poco el hombre siente la necesidad de huir hacia sus orígenes , la naturaleza viva...” Creo que esta ultima afirmación es muy cierta!

Para aquellos que nacimos, crecimos y aun vivimos en la ciudad, lo que entendemos de la naturaleza es que es: papel, bolígrafos, escritorios, computadoras, celulares, autos, casas, edificios, etc. Esto que nos rodea constantemente se convierte en nuestra naturaleza. Si nos despojan de alguno de estos elementos nos ofendemos en gran manera, pero si vemos que sacan dos árboles de la siguiente cuadra no creemos que sea de valor, pues total ya vendrá alguien y plantará otros….

Y pensar, que la naturaleza, la verdadera naturaleza nos ayuda a pensar en Dios, a reflexionar sobre su sabiduría, bondad …. esta naturaleza me une a El, sin embargo si mis ojos se enfocan solo en lo “material-tecnológico” (por simplemente dar una referencia a lo que no es naturaleza), valoro mas al hombre, a su trabajo y me olvido que Dios es quien da todo….

Ciudad versus naturaleza…











LA MEMORIA 



Definición

La memoria es la capacidad mental que posibilita a un sujeto registrar, conservar y evocar las experiencias (ideas, imágenes, acontecimientos, sentimientos, etc.). El Diccionario de la Lengua de la Real Academia Española la define como: «Potencia del alma, por medio de la cual se retiene y recuerda el pasado».ENLACE

IMÁGENES UTILIZADAS EN CLASES :






INTERNET Y NUESTRA MENTE 
¿ ALIADOS O ENEMIGOS?





Los educadores y científicos habían empezado a advertir que el hombre se estaba haciendo cada vez más dependiente de la información en Internet, pero hasta ahora había pocos estudios que lo confirmaran. Una investigación de la psicóloga Betsy Sparrow, profesora adjunta de la Universidad de Columbia en Nueva York (EE UU), revela que Internet funciona como una "memoria externa" que nos hace retener cada vez menos información.
Fue su experiencia personal, al darse cuenta de que recurría con frecuencia a la base de datos de cine IMDB para recordar el nombre de algunos actores, la que le llevó a profundizar en los hábitos de estudio y aprendizaje de las nuevas generaciones. Sparrow tuvoen cuenta al psicólogo Daniel Wegner, profesor de Harvard, quien hace ya treinta años elaboró la teoría de la "memoria transactiva", que hace referencia a la capacidad de dividir la labor de recordar cierto tipo de información compartida

A raíz de esta teoría, Sparrow se preguntó si internet estaba desempeñando ese papel para todo el mundo, a modo de una gran memoria colectiva y, junto con su equipo, hizo una serie de experimentos con más de un centenar de estudiantes de Harvard para examinar la relación entre la memoria humana, la retentiva de datos e Internet. El equipo descubrió que cuando los participantes no sabían las respuestas a las preguntas automáticamente pensaron en su ordenador como el lugar para encontrar esa información, según publica hoy Science.

Además, averiguaron que si los estudiantes sabían que la información podría estar disponible en otro momento o que podrían volver a buscarla con la misma facilidad, no recordaban tan bien la respuesta como cuando creían que la información no estaría disponible. Otro de los patrones de comportamiento que subrayan en el estudio es que la gente no recuerda necesariamente cómo obtuvieron cierta información siempre y cuando recuerden qué era. Sin embargo, sí tiende a recordar dónde encontraron los datos que necesitan cuando no son capaces de recordar exactamente la información.

El estudio sugiere que la población ha comenzado a utilizar internet como su "banco personal de datos", un fenómeno conocido como "efecto Google", y los ordenadores y los motores de búsqueda on line se han convertido en una especie de sistema de "memoria externo" al puede accederse a voluntad del usuario y al que la memoria humana se está adaptando.

Según Sparrow, no le ha sorprendido constatar que cada vez más personas no memoricen datos porque confían en que pueden conseguirlos, sino su habilidad para encontrarlos. "Somos realmente eficientes", concluye.  VER ENLACE





EL EFECTO GOOGLE 

Se llama ”efecto Google” al uso de los buscadores, como Google, como una especie de ”memoria externa” para nuestro cerebro. Un estudio dirigido por la psicóloga Betsy Sparrow (Universidad de Columbia, Nueva York), publicado hoy en la revista Science, analiza este efecto con detalle y sugiere que hemos perdido memoria para retener datos, pero hemos ganado en habilidad para buscarlos en internet. La mayoría de nosotros, cuando no sabe la respuesta a una pregunta, automáticamente piensa en recurrir al ordenador o al dispositivo móvil más próximo para buscar dicha información, y la mayoría de las veces acaba siendo encontrada. Los experimentos de la Dr.a Sparrow muestran que recordamos peor las cosas que sabemos que son fáciles de buscar en internet que las cosas que nos enseñan y que no están disponibles en internet. Los experimentos también apuntan a que la gente prefiere recordar dónde puede encontrar cierto tipo de información a recordar dicha información directamente. Si este tipo de estudios tiene razón, el “efecto Google” nos dice que la internet se ha convertido en el “disco duro” para nuestro cerebro, que cada día actúa más como una memoria RAM volátil. Nos lo ha contado John Bohannon, “Psychology: Searching for the Google Effect on People’s Memory,” News & Analysis, Science 333: 277, 15 July 2011, haciéndose eco del artículo técnico de Betsy Sparrow, Jenny Liu, Daniel M. Wegner, “Google Effects on Memory: Cognitive Consequences of Having Information at Our Fingertips,”Science, Published O line 14 July 2011. Merece la pena escuchar un podcast con una entrevista a Betsy Sparrow.
Betsy Sparrow ha diseñado cuatro experimentos para explorar como la internet puede haber cambiado nuestra forma de manejar la información. Los resultados apoyan la creencia de que la gente está utilizando la internet como un banco de memoria personal: el llamado “efecto Google.” Lo que ha sorprendido a Sparrow es la gran capacidad de los participantes en el estudio para recordar dónde encontrar la información que han almacenado en el ordenador sin memorizar. Se realizaron dos experimentos en la Universidad de Harvard y dos experimentos en la Universidad de Columbia. En los experimentos de Harvard se observó que los participantes ante una pregunta difícil como “¿el ojo de un avestruz es más grande que su cerebro?” rápidamente pensaban en recurrir a internet para obtener la respuesta. Para estudiar las respuestas, Sparrow y sus colegas han empleado un test de Stroop: tras las preguntas aparecen pantalla varias palabras en diferentes colores y se les pregunta por el color de una palabra concreta. Los estudios previos indican que cuando la gente ya está pensando en alguna cosa relacionada con dichas palabras, su respuesta sobre el color de la palabra es más lenta (mayor tiempo de reacción) que cuando no están pensando en dichas palabras. Los experimentos de Sparrow confirmaron que las palabras relacionadas con búsquedas en internet (como Google o Yahoo) provocaron una respuesta más lenta a las preguntas difíciles, efecto que no se observó para otra serie de preguntas que eran fáciles.
Más en detalle, los dos primeros experimentos fueron los siguientes. En el primer experimento participaron 46 estudiantes universitarios (28 mujeres y 18 hombres) de la Universidad de Harvard. Los participantes contestaron 16 preguntas fáciles y 16 preguntas difíciles. Preguntas fáciles como “¿Herman Melville escribió “Moby Dick”?,” “¿John F. Kennedy fue asesinado en 1994?” o “¿Es el oxígeno un metal?” Y preguntas difíciles como “¿Es mayor la superficie de Dinamarca que la de Costa Rica?,” “¿Nacen más bebés en febrero que en cualquier otro mes?” o “¿El número atómico del criptón es 26?” En el test de Stroop modificado se ofreció a los participantes una serie de 16 términos en diferentes colores relacionados con los buscadores en internet (Google, Yahoo, buscador, internet, ordenador, …) y otra serie de 16 términos sin relación alguna con ellos (Nike, Coca Cola, Yoplait, mesa, teléfono, …). El 98% de la preguntas fáciles fueron contestadas por los participantes, pero solo el 47% de las difíciles. Se observó con el test de Stroop modificado una correlación clara entre las preguntas difíciles y los términos relacionados con los buscadores de internet. Los participantes estaban pensando en buscar las respuestas en internet. VER ENLACE WEB



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada